EEUU: Roban correos electrónicos de asistentes republicanos

Miles de correos electrónicos fueron robados de asistentes del Comité Nacional Republicano durante la campaña electoral del 2018, en un ataque grande que expone vulnerabilidades que han mantenido en ascuas a los expertos en ciberseguridad desde la contienda presidencial del 2016 en Estados Unidos.

Las cuentas de correos electrónicos se vieron comprometidas en una serie de intrusiones que se extendieron durante meses y fueron descubiertas en abril, dijo a The Associated Press una persona familiarizada con el asunto. Al menos cuatro asistentes del partido fueron blancos de los hackers, dijo la persona, que pidió preservar el anonimato.

El comité dijo que una “entidad desconocida” era responsable por el hackeo, pero no dio otros detalles. Una firma de ciberseguridad y el FBI han estado investigando el asunto, dijo el comité. El FBI se negó a comentar.

El ciberespionaje político es común en el mundo, pero los estadounidenses se han vuelto especialmente conscientes de la posibilidad de interferencia digital desde la intromisión rusa en las elecciones del 2016. El robo de correos electrónicos demócratas está aún fresco en la mente de muchos legisladores y operativos políticos, que han aumentado las medidas defensivas pero siguen batallando para protegerse.

Los espías extranjeros tratan rutinariamente de acceder a los correos electrónicos de políticos para obtener información, detectar debilidades y conseguir ventajas diplomáticas. Pero los hackers a menudo lanzan vastas campañas de phishing para conseguir acceso a diversas cuentas, sin motivaciones políticas. Sin un sospechoso claro y con pocos detalles técnicos, no estaba claro el significado de real de este nuevo ataque.

En agosto, el Comité Nacional Demócrata pensó que había frustrado un intento de ingresar a su enorme base de datos de votantes _ pero resultó tratarse de una prueba no autorizada que imitó un hackeo.

CrowdStrike, una firma de ciberseguridad basada en California, dijo el martes que el Comité Republicano le pidió en abril “realizar una investigación relacionada con acceso no autorizado” a los correos electrónicos de la organización. Antes de eso, la compañía había estado ayudando al comité a proteger su red corporativa interna, que no fue comprometida.

“La ciberseguridad de la información del comité es fundamental y, tras enterarnos de la intrusión, el comité lanzó una investigación interna y le informó al FBI, que investiga ahora el asunto”, dijo el comité en una declaración. El hackeo fue reportado inicialmente por Politico.