Guatemaltecos votan por solución a lio limítrofe con Belice

Los guatemaltecos acuden el domingo a las urnas para decidir si llevan la diferencia limítrofe que mantienen con Belice a la Corte Internacional de Justicia.

María Eugenia Mijangos, la presidenta del Tribunal Supremo Electoral (TSE), a cargo de la consulta, dijo a periodistas que esperan una gran afluencia a las urnas, que estarán abiertas desde las 7 de la mañana hasta las 6 de tarde.

El presidente Jimmy Morales llamó a votar a la población luego de emitir su sufragio. Acompañado de su esposa, barbado y vistiendo una camiseta de la selección nacional Morales dijo que ambos países mantienen relaciones bilaterales cordiales y dijo que lo que se pretende es resolver el conflicto.

Los guatemaltecos tendrán que responder sí o no a la pregunta en las papeletas que dice: ¿Está usted de acuerdo que cualquier reclamo legal de Guatemala en contra de Belice sobre territorios continentales e insulares y cualesquiera áreas marítimas correspondientes a dichos territorios sea sometido a la Corte Internacional de Justicia, para su resolución definitiva y que ésta determine las fronteras de los respectivos territorios y áreas de las partes?

Guatemala mantiene un diferendo territorial, consular y marítimo con Belice desde hace más de 200 años. El país reclama como propios 11.030 kilómetros cuadrados de terreno que ocupa Belice, una ex colonia inglesa. Todo se remonta a los años 1783 y 1786 cuando la Corona Española, que había conquistado Centroamérica, acordó ceder a Inglaterra el territorio que hoy ocupa Belice en préstamo para cultivos. En 1821 cuando Guatemala se independiza de España, se heredaron dichos territorios como propios. Sin embargo las tierras nunca fueron devueltas y en su lugar fueron ocupadas poco a poco por Belice con el apoyo de los ingleses.

Hoy día no existe un acuerdo entre los límites de cada país. Belice se independizó y en 1992 Guatemala reconoció su independencia pero no el territorio.

La disputa territorial ha cobrado la vida de por lo menos 10 guatemaltecos a manos de soldados y ciudadanos beliceños que al no existir un límite claro traspasan los territorios. Nadie ha sido condenado por los crímenes.

En la región existe un área de adyacencia —una especie de frontera imaginaria— que consta de un kilómetro en cada país.

Debido al incremento de la violencia y los crímenes de campesinos guatemaltecos los países acordaron en 2008 realizar consultas populares a sus pobladores para resolver el tema.

Según el TSE, unos 7,5 millones de guatemaltecos son aptos para votar, sin embargo según analistas se prevé un alto índice de abstencionismo por falta de información a la población. La consulta tendrá un costo de 300 millones de quetzales, unos 40,5 millones de dólares.

Se espera que alrededor de las 10 de la noche el TSE emita los primeros resultados de la votación.