Millonario canadiense y esposa fueron asesinados: Policía

Millonario canadiense y esposa fueron asesinados: Policía
Por ROB GILLIES, Associated Press
TORONTO (AP) — Las muertes del magnate farmacéutico canadiense Barry Sherman y su esposa, fueron homicidios, dijo el viernes la policía canadiense, después de que los cadáveres fueran encontrados en la mansión de las víctimas el 15 de diciembre.

La detective sargento Susan Gomes dijo que los investigadores llegaron a esa conclusión luego de seis semanas de investigación, pero declinó hablar de motivos o sospechosos.
El fundador de la productora de medicamentos genéricos Apotex y su esposa, Honey, fueron encontrados sin vida en su residencia. La policía dijo entonces que las muertes parecían sospechosas, pero que no había indicios de entrada forzada a la mansión y no se buscaba a sospechosos.
Gomes dijo que los agentes encontraron a las dos víctimas colgadas con cinturones de una baranda que rodea a su piscina techada y estaban en posición semi-sentada.
“Tenemos suficiente evidencia para describir lo sucedido como un doble homicidio y que tanto Honey como Barry Sherman era las víctimas planeadas”, dijo Gomes.
Ambos fueron vistos con vida por última vez en la noche del 13 de diciembre y no se supo nada de ellos hasta que sus cuerpos fueron hallados dos días después en la mañana, agregó.
Según Gomes, no había indicios de que se hubieran forzado los puntos de acceso a la casa. Declinó hacer declaraciones sobre las evidencias así como de los posibles motivos o sospechosos.
El día tras el descubrimiento de los cadáveres, prominentes medios de prensa, citando a funcionarios policiales no identificados, dijeron que parecía haberse tratado de un caso de homicidio-suicidio. Esa conjetura enfureció a los cuatro hijos adultos de la pareja que contrataron a su propio equipo de investigadores y a un patólogo, quien efectuó una segunda autopsia a los Sherman.
Sherman, de 75 años, era conocido por su propensión a litigios y prácticas agresivas de negocios cuando desarrollaba Apotex Inc., que tiene una fuerza laboral global de unas 11.000 personas.
Recientemente, la revista Canadian Business calculó la fortuna de Sherman en 4.770 millones de dólares canadienses (3.650 millones de dólares), siendo el 15to hombre más rico en el país.
En “Prescription Games”, un libro de 2001 sobre el sector farmacéutico, Sherman había dicho en broma que algún rival tal vez querría asesinarlo.