Pence se alista para su tercer viaje por América Latina

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, se alista para realizar esta semana su tercer viaje a América Latina, enfocado en el deterioro de la situación humanitaria en la Venezuela. En visitas anteriores también destacaron los esfuerzos estadounidenses por aislar al gobierno socialista del presidente Nicolás Maduro.

“La razón por la que va a ir Pence se puede resumir en una palabra: Venezuela”, comentó Brian Winter, editor en jefe de la revista Americas Quarterly. Las autoridades norteamericanas “creen que Maduro es susceptible a la presión del resto de la región y están probando cada herramienta de su caja para intentar apretarle los tornillos a Maduro”, agregó.

Estados Unidos ya ha impuesto sanciones a Venezuela, pero el gobierno del presidente Donald Trump espera persuadir a Brasil y a otros países de la región para que aumenten la presión sobre el gobierno de Maduro. Maduro ganó un segundo mandato de seis años en mayo, en una elección boicoteada por los principales partidos de la oposición y ampliamente condenada como ilegítima por Estados Unidos y otros gobiernos.

La primera escala de Pence será Brasil, la nación más grande y poblada de la región. El viaje se realizará mientras las relaciones bilaterales están en un patrón de espera, como lo está el propio Brasil. El país sudamericano se está recuperando de un escándalo de corrupción colosal, luchando por recuperarse de una recesión profunda y tratando de mirar más allá de los meses que le quedan al gobierno del presidente Michel Temer antes de las elecciones de octubre.

También se espera que Pence aborde el tema del comercio con Temer, después de que Estados Unidos impusiera recientemente aranceles al aluminio brasileño y cuotas a su acero. Si bien Brasil luchó contra las restricciones, la cuestión se ha superado en gran medida.

En su próxima parada, en Ecuador, se espera que Pence también presione por las preocupaciones de Estados Unidos hacia Venezuela. El gobierno de la nación andina ha comenzado a distanciarse de Maduro, pero decepcionó a Washington al abstenerse en una reciente votación en la Organización de Estados Americanos sobre una resolución que podría desencadenar un proceso de suspensión de Venezuela de la OEA.

El vicepresidente también visitará Guatemala, para reunirse con los afectados por una erupción volcánica y analizar los esfuerzos de ayuda.