Plan de salud de Trump, más barato que el de Obama

El gobierno del presidente Donald Trump allanó el terreno el miércoles para que las aseguradoras vendan planes de salud a corto plazo como alternativa barata al plan de Barack Obama, cuyas primas son demasiado caras para algunos usuarios.

Los nuevos planes no están obligados a cubrir trastornos de salud preexistentes y sus beneficios son limitados. Esto significa que tal vez no resulten atractivos para una gran franja de consumidores que necesitan pólizas individuales.

“Para muchos de los que padecen trastornos preexistentes o tienen otros problemas de salud, los planes del Obamacare podrían ser lo mejor para ellos”, reconoció el secretario de Salud, Alex Azar, al programa Fox & Friends. “Nosotros solo brindamos más opciones”.

Fuentes oficiales dicen que los planes pueden durar hasta 12 meses y son renovables por otros 36. Pero el gobierno federal no garantiza su renovación. Los planes vendrán con la aclaración de que no satisfacen los requisitos ni las salvaguardas de Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA por sus siglas en inglés), conocida popularmente como Obamacare.

Dada la imposibilidad de derogar buena parte de la ley de Obama, el gobierno de Trump ha buscado la manera de socavarla y crear opciones para la gente que debido a sus ingresos no pueden obtener subsidios para la ACA.

Las autoridades esperan que los planes a corto plazo resulten eficaces. El año próximo no habrá impuestos punitorios para quienes opten por la cobertura a corto plazo en lugar del plan global, con el fin de alentar a la gente a elegirla. En los próximos meses se promulgarán otros planes a corto plazo.

Pero los detractores dicen que los planes son “seguros chatarra” que podrían provocarle una sorpresa desagradable al tenedor de la póliza si se enferma y alentar a gente sana a abandonar los mercados de la ley, lo que elevaría las primas para los que restan. Bajo el gobierno de Obama, esos planes tenían una vigencia máxima de tres meses. Algunos estados no los permiten.

Una cámara del seguro expresó rápidamente sus críticas.

“La mayor disponibilidad y duración de pólizas reducidas que no proporcionan cobertura amplia podría perjudicar a los consumidores, tanto al aumentar los precios de la cobertura amplia como hacer que muchos consumidores desconozcan los riesgos de esas pólizas”, dijo Justine Handelman, de la Blue Cross Blue Shield Association, cuyos miembros son un pilar del ACA.