Poblado de California rechaza ser ciudad santuario

Un pequeño poblado del sur de California se declaró exento de la ley que permite establecer “ciudades santuario” para inmigrantes, tras un debate y manifestaciones pacíficas de ambas partes.

El concejo municipal de Los Alamitos aprobó la noche del lunes una ordenanza que exceptúa a la localidad de la ley estatal por considerarla anticonstitucional.

Es el gobierno federal y no el estado el que puede tomar decisiones en temas migratorios, alega la ordenanza aprobada con cuatro votos a favor y uno en contra en la localidad de 12.000 habitantes ubicada en el condado de Orange.

Es el mismo argumento que esgrime el gobierno del presidente Donald Trump, que entabló una demanda contra California el mes pasado. El martes, la junta de supervisores del condado de San Diego, de más de 3 millones de habitantes y fronterizo con México, se reunirá para analizar la posibilidad de unirse a la demanda.

Por lo menos otras nueve localidades del condado de Orange han aprobado resoluciones en contra de las ciudades santuario o a favor de sumarse a la demanda. Los Alamitos es la única que ha aprobado una ordenanza.

En la localidad, las tensiones iban en alza en momentos en que cientos de personas protestaban frente a la municipalidad. Una veintena de policías impidió que los roces pasaran de ahí, mientras manifestantes se gritaban y a veces se enfrentaban cara a cara, reportó el diario The Orange County Register.

Desde afuera se escuchaban los gritos de las personas que estaban dentro debatiendo la medida.

El alcalde Troy Edgar, quien votó a favor de la ordenanza, dijo que habló con el representante local del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE por sus siglas en inglés) y le dijo que sus agentes serán bienvenidos allí.

El concejal Mark Chirco, abogado de profesión, fue el único que votó en contra de la ordenanza. La calificó de divisiva, ineficaz e innecesaria, según el Orange County.

Los gastos de defender cualquier demanda que sea presentada a raíz de la ordenanza “dejarán a nuestra ciudad en la bancarrota”, agregó Chirco.

La oficina local de la Unión Americana de Libertades Civiles ha advertido al concejo de Los Alamitos que si aprobaba la iniciativa presentaría una demanda.

El gobierno estatal se ha posicionado como el líder nacional en resistir las medidas antiinmigrantes del gobierno de Trump. Los líderes californianos han condenado las redadas masivas, las deportaciones, los planes de erigir un muro en la frontera con México y la política seguida por el actual secretario de Justicia, de “tolerancia cero” con quienes intenten cruzar ilegalmente a Estados Unidos.