Rusia advierte: conflicto horrible si Georgia se une a OTAN

Un intento de la OTAN para incorporar a la antigua república soviética de Georgia podría ocasionar un nuevo y “horrible” conflicto, dijo el primer ministro ruso el martes en una dura advertencia a Occidente al cumplirse 10 años de la guerra entre ambos países.

Dmitry Medvedev dijo en entrevista con la televisora rusa Kommersant que los planes de la Organización del Tratado del Atlántico Norte para ofrecer en algún momento la membresía a Georgia son “absolutamente irresponsables” y “amenazan la paz”.

Medvedev fue presidente de Rusia durante la guerra de agosto de 2008, la cual comenzó cuando soldados de Georgia trataron de arrebatar a Moscú _sin éxito_ el control de la provincia separatista de Osetia del Sur y Rusia envió militares que enfrentaron al ejército georgiano en cinco días de batallas.

El ejército ruso estuvo a punto de ingresar a la capital de Georgia, pero Medvedev se retractó y aceptó una tregua mediada por la Unión Europea.

Después de eso, Georgia perdió todo el control tanto de Osetia del Sur como de Abjasia, otra región separatista. Moscú ha fortalecido su presencia militar en ambas regiones y las reconoció como estados independientes, pero solo algunos países han mostrado su respaldo.

La UE reiteró el martes su “firme apoyo a la soberanía e integridad territorial de Georgia dentro de sus fronteras reconocidas internacionalmente” y lamentó la presencia militar rusa en Abjasia y Osetia del Sur.

En una muestra de apoyo a Georgia, los cancilleres de Letonia, Lituania y Polonia, así como un miembro del gabinete de Ucrania, visitaron Tiflis el martes y pidieron a Rusia retirar sus fuerzas militares de Abjasia y Osetia del Sur.

Las relaciones entre Rusia y Georgia han mejorado desde la guerra, pero el tema de las regiones separatistas permanece, lo que impide normalizar los lazos del todo.