Senadores buscan blindar a fiscal especial Mueller con ley

Un grupo bipartidista formado por cuatro senadores está redactando una ley que le impediría al presidente Donald Trump destituir al fiscal especial Robert Mueller, en momentos en que el mandatario intensifica sus críticas contra la investigación.

Los senadores republicanos Thom Tillis, de Carolina del Norte, y Lindsey Graham, de Carolina del Sur, y los demócratas Chris Coons, de Delaware, y Cory Booker, de Nueva Jersey, planean presentar el miércoles una legislación que daría a cualquier fiscal especial un plazo de 10 días para solicitar una revisión judicial exprés de su cese, según fuentes conocedoras de la iniciativa, que hablaron bajo condición de anonimato.

La norma, que combina dos iniciativas bipartidistas presentadas el pasado verano, remarca la creciente preocupación en el Congreso en momentos en que Trump lanza furiosas diatribas contra el allanamiento por el FBI de la oficina de su abogado personal, Michael Cohen. El dirigente había valorado en privado la posibilidad de despedir al vicesecretario de Justicia Rod Rosenstein y criticó públicamente a Mueller y su pesquisa sobre Rusia.

Además de investigar los posibles vínculos entre Rusia y la campaña presidencial de Trump, Mueller examina también si las acciones del mandatario equivalen a obstrucción de justicia. A medida que la pesquisa avanzaba, Trump la ha calificado reiteradamente de “caza de brujas”. El lunes, tras el cateo a Cohen, el dirigente señaló que la medida fue “un ataque a nuestro país”. El registro estuvo supervisado por la fiscalía de Manhattan y se basó en parte en una recomendación de Mueller, según el abogado de Cohen, Stephen Ryan.

El miércoles, Trump intensificó sus quejas contra el proceso, tuiteando que la investigación “se ha vuelto interminable y es corrupta”.

Graham dijo en un comunicado que la intención de la propuesta es garantizar que el fiscal especial no sea destituido por razones políticas.

“Creo que es algo que redundará en el beneficio de la nación”, expresó Graham.

Coons dijo que es hora de que republicanos y demócratas “hagan escuchar su voz y dejen bien claro que en este país reina el imperio de la ley”.

Tras presentar leyes similares en agosto, cuando Trump comenzó a criticar la labor de Mueller, tanto Tillis como Graham guardaron silencio durante meses sobre la necesidad de sacar adelante el proyecto, mientras los demócratas siguieron promoviendo la iniciativa. Ambos republicanos dijeron que no creían que Trump fuese a despedir realmente al fiscal. Pero los senadores se pusieron a trabajar para aprobar una nueva legislación combinada luego de las últimas declaraciones del presidente.

De acuerdo con la norma, la revisión acelerada determinaría si el fiscal especial fue cesado por un motivo justificado y garantizaría que el personal, los documentos y demás material de la pesquisa se conserven hasta la resolución del proceso.

No estuvo claro si la propuesta llegará a ser aprobada. Es poco probable que una iniciativa así pueda recibir luz verde en la Cámara de Representantes y muchos senadores republicados se mostraron confiados el martes con que Trump no cesará al fiscal especial.