Stan Lee es venerado como un superhéroe en Hollywood

Un cornetín del ejército ejecutó un triste toque a silencio en un acto en Hollywood en honor a Stan Lee, y gaiteros militares entonaron una solemne versión de “Amazing Grace”.

Parados respetuosamente a su alrededor había otro grupo en sus propios uniformes impecables: admiradores de Lee vestidos como Black Panther, Wolverine y otros miembros de los X-Men y los Avengers.

Hubiera sido una escena ridícula en el Teatro Chino TCL el miércoles por la noche de no haber sido una perfecta encapsulación de la vida de Lee, un veterano de la Segunda Guerra Mundial que quería convertirse en un escritor serio y en vez aceptó de mala gana un trabajo en el área de los libros de historietas, llegando a convertirse en el cerebro detrás de Marvel Comics y cocreador de muchos de los personajes más conocidos y lucrativos del último siglo.

“Este era un tipo que pasó su vida soñando con escribir la gran novela estadounidense, y que no se percató de que lo estaba haciendo, una y otra vez”, dijo el anfitrión de la noche, el cineasta Kevin Smith, un amigo y admirador acérrimo de Lee. “El mundo no necesitaba otro ‘A sangre fría’. Necesitaba a Spider-Man”.

En una noche en la que hubo más risas que lágrimas, cientos de fans de Marvel rindieron homenaje junto a colegas, colaboradores y amigos de Lee afuera del teatro ubicado en el Bulevar de Hollywood donde había estampado las huellas de sus manos y pies en cemento en una ceremonia similar 18 meses antes. Lee murió en diciembre a los 95 años.

“A veces cuando me siento triste o estoy bravo pienso en Stan Lee y en este maravilloso universo que creó”, dijo Isaac Suárez, un admirador de Lee que estaba celebrando su 14to cumpleaños. “Su alma vive en cada uno de nosotros, en cada uno de los comics y películas a las que dedicó su vida”.

Tom DeSanto, quien como productor de “X-Men” estuvo entre los primeros que tuvieron un gran éxito en el cine con los personajes de Lee, dijo que estaba impactado de su alcance global.

“He visto niños vestidos como Spider-Man en Beijing, Boston y Barcelona”, señaló DeSanto.

Al otro lado de la calle había una valla publicitaria que anunciaba que una película cuyos personajes creó Lee, “Black Panther”, había sido nominada a seis premios Oscar.

“Eso es un triunfo”, dijo Smith. “Es la cereza de una vida increíble y productiva”.

Smith calificó a Lee como “uno de los mejores seres humanos que hayan caminado sobre la tierra”, marcando la pauta para una noche en la que nadie escatimó en mostrar su veneración a los superhéroes. Oradores y panelistas compararon a Lee con el papa, Jesucristo y la luz del sol.

Mark Hamill, un amigo de Lee que trabajó a menudo a su lado hacienda voces en proyectos animados de Marvel, estuvo entre los pocos que admitieron que Lee también tenía defectos.

“Siempre era amable”, dijo Hamill en un panel de discusión. Pero “también podía ser crítico. Podía ser áspero”

Chris Miller y Phil Lord, productores de la cinta animada “Spider-Man: Into the Spider-Verse”, también nominada al Oscar, contó que cuando conoció a Lee éste ya era muy viejo pero estaba lleno de energía y de ideas.

“Tenía miles”, dijo Lord. “Era un creador compulsivo”.

El actor Laurence Fishburne, quien apareció el año pasado en la cinta de Marvel “Ant-Man and the Wasp”, describió la emoción de gastar 12 centavos para comprar un libro de historietas de Lee cuando era un niño en Brooklyn, Nueva York.

“Me abrió los ojos a la posibilidad de ser más de lo que tu entorno te dice que puedes ser”, dijo Fishburne.

La velada también incluyó frecuentes indirectas al comediante Bill Maher, quien en su programa de tertulia criticó la semana pasada a los seguidores de Lee que todavía leen comics siendo adultos. En un momento, un gráfico en una pantalla grande le agradeció por unir aún más a los fans.

El alcalde de Los Ángeles Eric Garcetti le confirió a Lee de manera póstuma la llave de la ciudad, con su emblemático lema “¡Excélsior!” gravado en la misma.

La noche incluyó también grandes elogios para los artistas con los que Lee trabajó que a menudo no reciben crédito, como Steve Ditko y Jack Kirby, así como para la esposa y socia de Lee en todo, Joan, quien murió en el 2017.

Su única hija y heredera, J.C. Lee, hizo una rara aparición pública, caminando rápidamente por la alfombra roja y gritándole gracias a los fans y los periodistas.

Grandes astros como aquellos que interpretan a los Avengers en la gran pantalla no estuvieron presentes, pero su falta fue contrarrestada por el gran número de ejecutivos, actores y artistas prominentes con los que Lee había trabajado.

Adentro del teatro se proyectaron en pantalla cameos de Lee en las películas de Marvel entre un orador y otro, así como homenajes en video de Dwayne “The Rock” Johnson, William Shatner, y el actor de “Luke Cage” Mike Colter.

Casi todos los que hablaron hicieron su mejor imitación de la voz grave de Lee y de su acento del noreste estadounidense. Hamill quizás fue el mejor de ellos al repetir lo que respondía Lee cuando le preguntaban cómo se mantenía tan jovial a su edad.

“Bueno Mark”, dijo Hamill personificando al homenajeado, “me gusta levantarme en la mañana y preocuparme mucho, mucho todo el día”.

Kevin Smith llega al evento “Excelsior! A Celebration of the Amazing, Fantastic, Incredible & Uncanny Life of Stan Lee” el miércoles 30 de enero del 2019 en el Teatro Chino TCL en Los Angeles. (Foto por Richard Shotwell/Invision/AP)
JC Lee, la hija del difunto Stan Lee, llega al evento “Excelsior! A Celebration of the Amazing, Fantastic, Incredible & Uncanny Life of Stan Lee” el miércoles 30 de enero del 2019 en el Teatro Chino TCL en Los Angeles. (Foto por Richard Shotwell/Invision/AP)
Laurence Fishburne llega al evento “Excelsior! A Celebration of the Amazing, Fantastic, Incredible & Uncanny Life of Stan Lee” el miércoles 30 de enero del 2019 en el Teatro Chino TCL en Los Angeles. (Foto por Richard Shotwell/Invision/AP)
Clark Gregg
Clark Gregg llega al evento “Excelsior! A Celebration of the Amazing, Fantastic, Incredible & Uncanny Life of Stan Lee” el miércoles 30 de enero del 2019 en el Teatro Chino TCL en Los Angeles. (Foto por Richard Shotwell/Invision/AP)