Demócratas: Trump usa desinformación y malicia

Los líderes demócratas del Congreso acusaron al presidente Donald Trump de apelar al “miedo y no a los hechos” y de fabricar una crisis fronteriza para beneficio político propio en su empeño de construir un muro en la frontera sur. Lo llamaron a poner fin al cierre del gobierno por su demanda de fondos para la barrera.

Hablando momentos después de que Trump pronunció un discurso sobre el muro el martes por la noche, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo en la televisión nacional que la retórica del presidente ha estado “cargada de desinformación e incluso malicia”.

Parado junta a ella, el líder de la minoría senatorial Chuck Schumer dijo que el símbolo de Estados Unidos “debería ser la Estatua de la Libertad, no un muro de 30 pies”. Acusó a Trump de “azuzar el miedo y desviar la atención” del torbellino de su gobierno.

La Casa Blanca replicó, acusando a los demócratas de negarse a aceptar que ocurren actividades peligrosas en la frontera, algo que Trump dice será frenado con un muro.

Trump “está peleando por la seguridad y la protección de cada ciudadano estadounidense”, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, en el programa “Fox and Friends”. “Y el hecho de que los demócratas continúan fingiendo que las cosas que están cruzando la frontera que causan daño a personas en este país no están ocurriendo es francamente triste, es ridículo y pienso que fue evidente anoche en su respuesta al presidente”.

Añadió: “Si éste es el rostro y el futuro del partido demócrata, pienso que las cosas se ven bien para los republicanos”.

Las declaraciones de los demócratas representaron un debut para la posición recién empoderada. Menos de una semana después de que los demócratas asumieron formalmente el control de la cámara baja, Pelosi y Schumer se presentaron hombro con hombro, en un esfuerzo por mostrar la unidad del partido.

Hablaron luego que Trump advirtió de “una creciente crisis humanitaria y de seguridad” en la frontera con México. Trump dijo que era “inmoral” que los políticos “no hagan nada y continúen permitiendo que más personas inocentes sean victimizadas tan horriblemente” por las drogas y los criminales que él dice están fluyendo a través de la frontera.

Trump y los demócratas han estado enfrentados durante el cierre parcial del gobierno causado por el reclamo del presidente de 5.700 millones de dólares para construir el muro. Unos 800.000 empleados federales están trabajando sin paga o han sido licenciados sin paga en decenas de departamentos y agencias federales durante el cierre, que el miércoles entró en su 19no día.

El cierre federal más largo fue uno de 21 días de diciembre de 1995 a enero de 1996.

Los sondeos han mostrado que el muro y el duelo por el cierre han sido bien recividos por los partidarios acérrimos de Trump, pero mal por el público en general.